¿Cómo trabajar con método ABN?

La educación tradicional enseñaba las matemáticas como una disciplina cerrada en la que cada problema tenía solamente una solución. En consecuencia, todos los alumnos debían repetir los mismos pasos para llegar a ella. Sin embargo, la Matemática no es una ciencia rígida en cuanto a su desarrollo. Dicho de otra forma, existen distintos caminos para solucionar un problema dado. Y la enseñanza tradicional, con esta rigidez, cercenaba la imaginación de los estudiantes.

Para resolver esta situación, nació el método ABN.

¿Qué es el método ABN?

Se trata de un novedoso sistema natural de cálculo mental que se postula como alternativa al clásico. Fue creado por el especialista en Ciencias de la Educación Jaime Martínez Montero hace aproximadamente 20 años.

Se denomina así por las iniciales de algoritmos (abiertos) basados en números. Y, efectivamente, mediante el método ABN se pueden realizar libremente composiciones y descomposiciones tanto de unidades como de decenas y centenas de tal forma que se simplifica el cálculo aritmético. En definitiva, pretende ser una forma más sencilla, motivadora y adaptada a os menores de realizar operaciones matemáticas.

No es lo mismo saber resolver sumas que saber sumar. Esta última habilidad requiere la comprensión del concepto "suma". Es decir, entender para qué se hacen y qué utilidad tienen. Y esto es lo que busca el método ABN. A partir de ahí, las sumas pueden resolverse de distintas formas.

Por otra parte, este método, al estimular el cálculo mental, aporta otras enseñanzas al alumno. El algoritmo escrito tradicional es pasivo en tanto que sistematizado y mecánico. En cambio, el cálculo mental es personal, activo, flexible y, sobre todo, constructivo. En este sentido, el método ABN se vincula a la enseñanza por proyectos que sigue la tesis de Jean Piaget según la cual el niño aprende más y mejor cuando tiene un papel activo en el proceso.

Por ejemplo, cuando es él quien tiene que buscar la solución al problema que se le plantea de manera constructiva, no pasiva. Por tanto, frente al sistema de enseñanza tradicional en el que el alumno era una figura pasiva que se limitaba a memorizar, el método ABN de cálculo mental busca su participación activa. Y ello resulta mucho más motivador para aquel, que se ve implicado en el proceso de aprendizaje y observa que progresa por sus propios medios. Lógicamente, siempre con la ayuda del profesor.

Hay una serie de técnicas que el alumno debe dominar al tiempo que inicia el aprendizaje de este sistema de cálculo mental. Son las siguientes:

Técnicas para trabajar el método ABN

  1. La utilización de la regla. Se hace una recta de papel y se numera del 1 al 100. A continuación, se proponen al estudiante varias sumas y restas para que este pueda realizarlas a partir de las cifras escritas.
  2. El cero. Es importante que el alumno entienda el valor 0. Así, podrá comprender con más claridad que otros números permanezcan invariables al interactuar con esa cifra en las sumas y restas.
  3. Conteo ascendente. Consiste en que el estudiante vaya contando hacia arriba tanto de dos en dos como de tres en tres, de cuatro en cuatro, etc.
  4. Los "amigos" del 10. Proponer al alumno que aprenda parejas de números cuya suma dé como resultado 10.
  5. Los dobles. Explicar al alumno la forma de operar con parejas de números formadas por el mismo dígito (2+2, 3+3, etc.).
  6. Los dobles más uno. Es un paso más de la técnica anterior. Simplemente, se completarán las operaciones sumando 1 a cada doble.
  7. La composición y descomposición de cantidades. Mediante palillos u otros elementos, se hace que el alumno trabaje componiendo y descomponiendo cantidades. Para ello, un palillo significa la unidad y además se hacen ramilletes de 10 para las decenas y 10 grupos de 10 para las centenas.
  8. El sol. Consiste en que el niño dibuje un sol con los rayos en punta que quiera. A continuación, el docente le propone una cantidad y el alumno tendrá que ir anotando en cada punta la suma de dos números distintos cuyo resultado sea la cifra propuesta.

Como puede apreciarse, el método ABN se sirve de una serie de estrategias que permiten interactuar con el alumno. De esta forma, este observa que es parte activa en el proceso de aprendizaje y se siente más motivado. Además, es realmente él quien resuelve las operaciones que se le plantean mediante su propio pensamiento.

En conclusión, el método ABN de cálculo mental es una herramienta de futuro para el aprendizaje de las matemáticas. La mejor prueba de ello es que se está comenzando a implantar en las las enseñanzas secundarias.